Propósitos para 2018

¡Felices fiestas a todos! ¿Qué tal os están yendo estos días? Hoy vengo con una entrada tópica donde las haya. ¿Acaso hay algo más clásico en esto de los blogs y webs que hacer una lista de propósitos de cara al año nuevo que se aproxima?

Propósitos para 2018

Si tuviese que hacer una valoración rápida de este 2017 sería para nombrarlo como año complicado, lleno de contrastes. Ha tenido muchos extremos entre lo bueno y lo malo, muchas oscilaciones. Pero de todo ello he extraído lo bueno y prefiero quedarme con eso. Hasta de las situaciones difíciles se puede aprender algo.

Mi lista de este año nace de mis ganas de superarme, de mejorar y de tratar de dar lo mejor de mí. Y, también, de perseguir metas. La del año pasado (que no compartí por ninguna parte) se me quedó demasiado genérica y al final no conseguí ni la mitad de lo que me propuse. Sirva esto, también, a modo de compromiso público.

1.Acabar la corrección de Lettere.

Primera prioridad del año que viene en cuanto a literatura se refiere. Ha sido algo que he ido aparcando este 2017 desde que pusiese punto y final al primer borrador. Sí, he tratado de enfrentarme a ello alguna vez, pero sin avanzar apenas. Necesito dedicarle tiempo de calidad y trabajo. Sin esto de terminar de pulir lo terminado no se puede avanzar ni escribir nada nuevo.

2.Reto 250 (por cuarto año consecutivo).

Es el reto que al final me hace escribir como loca todos los años, que me pone las pilas para que no me deje ni un día en blanco (aunque este diciembre está siendo desastroso en ese sentido, pero también necesitaba una semana para hacer otras cosas). De nuevo a intentar conseguir un mínimo de 250 palabras diarias, de tratar de aprovechar esto para conseguir textos buenos o, al menos, poder generar ideas sobre las que trabajar más adelante, que también es algo necesario.

Writeometer es una aplicación magnífica para contabilizar esto sin demasiadas complicaciones.

3.Leer 20 libros.

Este 2017, entre relecturas, libros de amigos (no publicados) y los que tenía en papel y en digital he leído 26 libros. Me han sabido a poco, me he quedado con la sensación de que este año apenas he leído. Y eso que han caído cosas interesantes como las que he reseñado en mis entradas de reseñas de este año (primera parte, segunda parte). Para el próximo año me poco un mínimo bajo, sí, pero espero que al menos sean libros que me llenen mucho y me aporten más.

4.Seguir publicando en Plan de cuidados literario.

Más bien debería decir en este punto que me gustaría publicar con regularidad, sin faltar ni una semana, como hasta ahora. Y debería decir también que toca mejorar, por supuesto. Me he propuesto darle una vuelta de tuerca al tema de escribir post. Estoy haciendo mis deberes al respecto ahora que por estas fechas tengo algo más de tiempo libre con el fin de contrato.

5.Sacarme las oposiciones.

Mi meta más inmediata, próxima, tangible y necesaria. En las últimas semanas me he puesto bastante más las pilas y espero recuperar un poco el tiempo perdido, ponerme al día y dar lo mejor de mí para tener esa plaza tan necesaria.

6.Sacarme el Elemental de valenciano.

Debo decirlo, no es algo que me apetezca demasiado. Sentarme a estudiar un idioma por obligación, porque necesitas la titulación por el tema de puntos, no es de lo que más me agrade en estos momentos. Pero entiendo que lo tengo que tener. Y que al menos este año, con tanto valencianoparlante cerca, he hecho oído y eso hay que aprovecharlo.

Digamos que lo veo como un trámite. Quizás en algún futuro lo hable, no lo niego, pero de momento no consigo conectar el chip de “pensar” en el idioma y producir alguna frase más allá de alguna ocasión muy puntual y contada.

7.Viajar mucho.

En esta casa nos gusta más un viaje, aunque sea una escapada a una ciudad cercana, más que a un tonto un lápiz. Espero llenar este año la mochila de los recuerdos de nuevos paisajes, fotografías y experiencias. Será difícil superar este año con el viaje de la luna de miel, pero se intentará. Por qué no.

8.Escribir algún proyecto satisfactorio a lo largo del año.

Me lo reservo para cuando acabe la corrección pendiente, pero es uno de los grandes propósitos del año. Me interesa mucho, en concreto, utilizar la base de lo que escribí en el pasado NaNo para darle forma, fondo y contenido. Si por el camino al final sale cualquier otra cosa y reservo esto para más adelante, pues bien también, pero me gustaría que, sea lo que sea, lo termine. De proyectos que parece que sí y al final no están los cajones llenos y va tocando vaciarlos.

9.Mejorar como enfermera.

No tengo muy claro todavía si decidiré presentarme al EIR del 2019. Pero lo que sí tengo claro es que me encantaría formarme algo más, hacer algún curso de calidad. Incluso me encantaría iniciarme en el mundillo de la investigación, que desde el curso que hice hace poco en mi hospital sobre Enfermería Basada en la Evidencia (EBE) me ha picado el gusanillo.

Me apetece dar un paso más allá de lo que tengo hasta ahora, pero no sé si podré hacerlo pronto o tendré que dejarlo para cuando me quite las oposiciones de encima. La intención está ahí, desde luego.

¿Y vosotros? ¿Habéis hecho ya lista de propósitos para año nuevo? ¿Os planteáis algo de lo que he compartido en mi lista? ¿Añadiríais algo más? Os espero en los comentarios.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *