Día Mundial de la Poesía

Día mundial de la búsqueda de la belleza, de la trascencencia, de lo invisible: en esencia, de la poesía.

Día Mundial de la Poesía

El año pasado, por estas fechas, compartí por aquí una entrada con algunas opciones para celebrar este Día Mundial de la Poesía. Texto que, por cierto, no ha perdido ni un ápice de frescura y podría firmarlo hoy mismo de nuevo, sobre todo en cuanto a la parte de denuncia se refiere. No puedo más que recomendar que volváis a leerlo.

Este año quiero celebrar el Día de la Poesía compartiendo versos. No son del tipo que había escrito hasta ahora, quise experimentar un poco y salirme de lo habitual en mí. Quiero hacerlo así, con este experimento y esta forma como algo especial y diferente. Estoy en plena etapa de búsqueda, de sed por leer y leer sin parar hasta empaparme para dar el siguiente paso. De intentar probar con cosas nuevas por intentar darle un vuelco a lo que escribo, a lo que me apetece y necesito crear.

Mientras tanto, seguiré celebrando el día de la poesía todos los días, cada vez que busque ese hueco que no tengo para anotar lo que parece que no significa nada. Cada vez que me haga de disparador una música, una palabra, un verso, una imagen y necesite plasmarlo en algún lado hasta que decida qué hacer con ello. Cada vez que tenga la necesidad de buscar una nueva lectura en la que encontrarme o evadirme, de la que desee subrayar hasta los pies de página o con la que tenga que dejar de lado el texto para centrarme en anotar todo lo que haya evocado.

Seguiré celebrando el día de la poesía como el día a día en consulta, en planta, en quirófano, descansando o donde me encuentre en ese momento siempre y cuando lleve papel y bolígrafo a mano para anotar lo que  a través del día a día entre cuidados surge. Porque el día que deje de hacerlo habrá muerto mi yo creativo para siempre y de momento la poesía está viva, muy viva. Como los brotes verdes que llevo viendo en los últimos días del árbol junto a la ventana que más miro desde mi puesto de trabajo.

Que la primavera y el día de la poesía coincidan no sólo en el calendario, también en el alma.

Poeta

Poeta
búsqueda constante
de qué, no se sabe
pero poeta
allá donde vaya
y allá donde mire
en cualquier parte
un silencio
una reflexión
una parada
un instante
poeta
frente al papel
junto a la pantalla
cuatro palabras cruzadas
media idea
y la otra media enhebrada
cambio
borrar hasta pulir
contar
deshacer
narrar
y de postre
junto al café
poesía
para no variar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *