Con a de afectados

Con a de afectados

En estos momentos Catenarias no se encuentra ya disponible en la web de Ediciones Medina.

El inicio de los problemas con Ediciones Medina

Supongo que a estas alturas os habréis dado cuenta que poco tiempo después de salir el libro, por octubre más o menos, dejé de hacer publicidad de él. Sobre esas fechas fue cuando saltó la liebre y los afectados por problemas con esta editorial nos unimos en un grupo de WhatsApp para reclamar nuestros derechos, más o menos pisoteados según los casos.

Para entonces ya me empezaba a oler un poco regular la cosa, aunque todavía no sospechaba demasiado. Visto con perspectiva tendría que haberme mosqueado que no me diesen desde un primer momento una fecha aproximada de lanzamiento (hubiese planificado una campaña de prelanzamiento y publicidad, por ejemplo) o que luego lanzasen el libro de pronto y casi sin avisar a mediados de agosto (y ahora improvisa todo, incluso la entrada de aquí sin mi ejemplar como autora en casa; me pilló ese día, encima, trabajando… un lío). Jamás vi nada de la promoción que dijeron y prometieron hacer, jamás vi ni media reseña, tuve que casi pelear los ejemplares que me correspondían como autora (y llegaron justo a tiempo para irme a Málaga en septiembre… cuando el libro salió a mediados de agosto).

Hasta el momento del lanzamiento no sospeché nada, pero con todos esos ingredientes me mosqueé, aunque no todo lo que debiera, visto lo visto.

Luego vino la información de los problemas que estaban teniendo el resto de autores de la editorial. Los mensajes de todo tipo. No engañaré a nadie si digo que casi colapso, que aquella mañana me pasé una hora de reloj oyendo y leyendo de todo y entré al turno hecha polvo. Mi cuaderno de entonces da fe de ello y cómo me afectó.

Desenlace de los problemas con Ediciones Medina

Decidí dejar de dar publicidad como tal al libro, pelearlo y recuperar lo que era mío.

Os ahorro los detalles de cuántos mensajes crucé con el «editor» (dejadme que le ponga unas comillas al asunto), las largas que me iban dando, lo que tardé en conseguir el informe de liquidación (lo recibí a finales de enero) y las excusas que me iban dando para no pagarme lo que me debían de derechos de autora. Todo eran largas, todo era esperar (primero a finales de año, luego a cuando se cumpliese el año de la firma del contrato). Como yo, el resto de autores de la editorial, pidiendo explicaciones y el dinero, todos con los mismos resultados.

Al final no sé si es que están liquidando para cerrar o qué, pero en la misma fecha, más o menos sobre el día del libro, los autores afectados por esta editorial hemos recibido por fin el dinero que nos debían así como los contratos de rescisión para que los firmemos y enviemos.

Y así es como se ha acabado esta pesadilla.

Qué ocurrirá con Catenarias a partir de ahora

De momento, a día 2 de mayo de 2022, Catenarias no está ya disponible para la compra en la web de Ediciones Medina. Fue de las primeras cosas que comprobé en cuanto vi el contrato de rescisión en mi bandeja de entrada del correo.

A día de hoy tampoco sé cuándo volverá a estar disponible, en otro lado, para que sigáis leyendo mi libro y para que le podáis dar el cariño que se merece. Sigo creyendo en él, en lo que escribí y lo que supuso para mí aunque ahora esté escribiendo otros temas. Sigo convencida de que tiene posibilidades, así que ahora lo que me toca primero es gestionar una mudanza y, tras eso, ver los posibles caminos que podría emprender con el libro: autopublicación, publicación tradicional…

Os garantizo que Catenarias volverá. Con más fuerza, con el empuje que debiera haber recibido en agosto del año pasado cuando salió al mercado.

Y si ahora puedo escribir esto, con fuerzas, con ganas, convencida de que volverá es porque el duelo ha pasado y me siento, por fin, libre para poder compartir este camino con vosotros. Gracias, en todo momento, por el apoyo recibido.

2 comentarios en «Con a de afectados»

  1. Siento muchísimo que te haya ocurrido esto. El vínculo de una autora con su historia es MUY especial y me imagino que te habrás sentido morir al ver que «tu bebé» estaba siendo vapuleado de esta manera. ¡Espero que pronto puedas darle la publicación que merece! ¡Mucho ánimo con la mudanza! ¡Un besito!

    1. Ha sido duro, no lo niego. He tenido momentos de bajón importante. Pero por suerte al final ha salido mejor de lo que esperaba y he podido recuperarlo. En cuanto gestione la mudanza lo peleo, sin duda.

      Un abrazo.

Responder a Noëlle S. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.